Nuestra metodología

Nuestra metodología no sigue un patrón definido por una determinada teoría, porque cada niño y cada niña, es diferente. Una determinada metodología puede servir para un grupo, pero quizás no es efectiva para otro. Por lo tanto, en lugar de hacer adaptar el niño o la niña a una pedagogía, nosotros adaptamos diferentes teorías pedagógicas para potenciar lo mejor de cada niño.

Los niños en Il·lusions experimentan, manipulan, observan, descubren, son motivados y todas sus curiosidades tienen respuesta.

Nuestro objetivo

El objetivo principal es que los niños y niñas crezcan seguros, sintiendo que son queridos, motivados y estimulados para favorecer su desarrollo como personas. Pero el rasgo diferencial de nuestra escuela se resume con una frase de la pedagoga Raquel Cohen: «El niño no es un vaso para llenar, sino una lámpara a encender».

Entendemos que cada niño o niña es diferente y nuestro trabajo es potenciar lo mejor de cada niño, enseñando y acompañando al niño en su desarrollo cognitivo y psicomotriz a través del juego simbólico y del juego libre, clases de psicomotricidad, música, del huerto y actividades innovadoras.

Aprendemos para enseñar

Nuestra tarea no es sólo enseñar a los niños. Es, también, formarnos personalmente y de manera continuada para ser mejores en nuestro trabajo de educadoras.

Aprendemos para enseñar, innovar y transformar formas de pensamiento crítico e integramos nuevas y antiguas líneas pedagógicas.

Sólo desde la diversidad de teorías, de nuevas formas de hacer, de implementación de nuevas tecnologías y de adaptación al mundo que nos rodea, podemos crear una forma de enseñar única.

Resolvemos inquietudes

Además, nuestra tarea también es hablar, guiar y ayudar a todos los padres y madres que lo necesiten, a través del contacto del día a día con las educadoras, las reuniones de clase y la escuela de padres.

Nuestra manera de hacer es de tú a tú, y cada día.

 La unión de estos tres ejes (enseñanza, formación continuada y resolución de inquietudes) tiene como objetivo sacar el máximo potencial de cada niño y niña.